EL USO DE LAS REDES SOCIALES FRENTE AL COVID-19

uso de las redes en el covid

A pesar de que las Redes Sociales crecen día tras día añadiendo nuevos contenidos y perfeccionando sus servicios, en los últimos seis meses sus números han crecido a una velocidad exponencial y vertiginosa, llegando incluso a registrar una media de un 50% de nuevos usuarios en conocidas plataformas como Instagram.

Además cabe destacar que no solo ha aumentado el número de registros en Redes Sociales, sino que de manera proporcional también ha crecido la media de edad entre las personas que las usan, situando los rangos más altos de empleo entre jóvenes de 18-30 años (94%) y personas mayores de 60 años (92%)

LAS REDES SOCIALES COMO ALIADO

El pasado 13 de marzo comenzaba en nuestro país una etapa que quedaría marcada por todo lo que se sucedería en los subsiguientes meses, y posteriormente esta huella quedaría impresa en el mundo entero. Hablo de la reciente pandemia mundial conocida como la “Crisis del Coronavirus”, la cual provocó que millones de trabajadores paralizases sus jornadas, millones de estudiantes detuvieses sus estudios, y millones de personas muriesen consecuentes de la acción letal del virus.

Como resultado de la brutal pandemia que se estaba desarrollando en el mundo entero, los ciudadanos fuimos encerrados en nuestras residencias por orden de las autoridades pertinentes de cada país, como medida extrema de protección frente a los devastadores efectos que estaba provocando la enfermedad. Vimos como el mundo se paralizaba en cuestión de horas bajo unas condiciones de incertidumbre y temor.

De repente nos vimos en casa encerrados las 24 horas del día, con la convivencia característica propia de cada hogar, cada una con sus peculiaridades, y con la mente incapaz de distraerla de lo que estaba pasando en el exterior de nuestras residencias. Nos vimos colapsados en el sentido más amplio de la palabra. Y aquí es donde entran a formar parte de la historia las Redes Sociales.

El ser humano necesitamos una vía de escape frente a situaciones que nos agobian y nos paralizan, y en este caso nos volcamos de lleno en las Redes Sociales para convertirlas en aquello que necesitábamos: la salida. ¿Por qué las Redes Sociales? Puesto que vivimos en un mundo globalizado donde todos estamos conectados, no concibo una mejor área donde poder hacerlo, ya que nos ofrece todo un espacio lleno de facilidades, información y conectividad.

De esta manera las Redes Sociales se convirtieron en nuestro mayor aliado en tiempos de Covid. A continuación les presento algunos de los servicios que nos ofrecieron, y que actualmente siguen implementándose y desarrollándose para formar parte de la lucha contra la “Crisis del Coronavirus”.

  • FACILITAR INFORMACIÓN

A pesar de que podríamos considerar este apartado más que un servicio a nuestro favor un oponente debido a la gran cantidad de “Fake News” que se propagaban por las redes creando agitación y alarmismo social, debemos considerar la otra cara de la moneda.

En varios portales sociales, especialistas y doctorados ofrecían información veraz acompañada con cifras, sobre la situación que se estaba desarrollando y que el resto de canales de comunicación ocultaban a la población. Además no tan solo se dedicaron a mostrar información de actualidad sobre el desarrollo y expansión de la pandemia, sino que también mostraron como adaptarse a las nuevas circunstancias (o como se considera en la actualidad “Nueva Normalidad”).

Es por ello que gracias a las Redes Sociales podíamos no tan solo disponer de una información actualizada e inmediata sobre lo que ocurría en el exterior, si no que a la vez nos preparábamos para una mejor adaptación hacia un futuro cercano.

  • BRINDAR APOYO Y COOPERACIÓN

Este apartado podría ser sumamente amplio, puesto que frente a la adversidad las personas conseguimos conformar un lazo de humanidad mutuo que lo manifestamos a través de las Redes Sociales.

De este modo, podemos comentar desde los pequeños anuncios particulares de bondadosas personas, que aparecían colgados en diversas plataformas ofreciéndose voluntarias para realizar las compras a personas mayores o con riesgos patológicos. Pasando por la construcción y donación de mascarillas, EPIS y material sanitario casero donde a través de portales como Instagram o Facebook podíamos observar su proceso de fabricación. Hasta increíbles hechos humanitarios hacia los más desfavorecidos por la pandemia, creando enlaces de donaciones e incluso acogidas que fueron expandidos a través de diversas redes

  • ENTRETENIMIENTO

Sin duda, esta ha sido la principal función de las Redes Sociales para la mayor parte de la población. Sin embargo, que sea cuestión de ocio no es cuestión de desprestigio, puesto que podríamos considerar que los médicos estaban luchando por nuestra salud física, y que entre todos luchábamos por nuestra salud mental.

De este modo, plataformas como Tik Tok se viralizaron durante la pandemia, (a pesar de que su existencia se prolonga desde el año 2016) siendo uno de los principales centros recreativos, en el cual se podían compartir videos con todo tipo de contenidos, realizar retos comunitarios, interactuar, etc. 

Así mismo, otras redes como Instagram o Facebook promovieron la emisión de retransmisiones en directo, donde sus seguidores marcaban unos hábitos para conectarse y hacer actividades tan diversas comprendidas desde rutinas de ejercicio hasta sesiones on-line de fiesta.

  • CONTRIBUCIÓN ECONÓMICA

A pesar de que parezca una idea extravagante y sorprendente, la realización de contribuciones económicas a través de las Redes Sociales a causa del Covid se llevó (y se sigue llevando) a cabo. 

Diversas Redes realizaron donaciones económicas para hacer frente a los gastos y necesidades médicas, además de crear dentro de sus portales determinados apartados donde se podían realizar donaciones particulares facilitando la gestión. 

Incluso cabe destacar, que las Redes Sociales, una vez se haya estabilizado la pandemia serán capaces de mostrar el impacto económico y la recuperación real ocasionada por la “Crisis del Coronavirus”, según una investigación publicada por Nature Communcations. La medición estaría basada en los post de las empresas, teniendo en cuenta que realizan un número mayor cuando están abiertas y disminuye cuando están cerradas, sin embargo no todo es tan simple ya que detrás lleva un complejo algoritmo de interpretación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
¿Hablamos?
1
Hola 👋
¿Necesitas ayuda?, te leo 🙂
Por cierto si prefieres pagar con Bizum es posible
Ir al contenido